Musica

jueves, 1 de diciembre de 2016

Indígenas........ Euroasiáticos........




Introducción:




Los xiongnu (匈奴 xīongnú) fueron una confederación de pueblos nómadas y ganaderos de Asia Central, generalmente establecido en el territorio de la actual Mongolia. Desde el siglo III a. C. controlaban un vasto imperio de la estepa que se extendía hacia el oeste, llegando tan lejos como al Cáucaso. Eran activos en áreas de la Siberia meridional, Manchuria occidental y las modernas provincias chinas de Mongolia Interior, Gansu y Sinkiang. Sin embargo, sus orígenes y composición étnica siguen sin estar aclarados.

Las relaciones entre los chinos y los xiongnu fueron complicadas e incluyeron el conflicto militar, intercambios en tributos y comercio, y también matrimonios concertados.

La abrumadora cantidad de información sobre los xiongnu viene de fuentes chinas. No hay ninguna manera de reconstruir ninguna parte sustancial de la lengua de los xiongnu. Lo poco que conocemos de sus títulos y nombres proviene de tranlisteraciones chinas. Los términos chinos para el pueblo -"xiongnu"-, o sus líderes -"chanyu" (單于)- presumiblemente reflejan el sonido de la lengua original.

Según Sima Qian, los xiongnu eran descendientes de los Chunwei (淳維), posiblemente de un hijo de Jié.






Confederación bajo Modu:

En el 209 a. C., justo tres años antes a la fundación de la dinastía Han, los xiongnu fueron reunidos en una poderosa confederación bajo un nuevo chanyu llamado Modu (冒頓). La unidad política xiongnu les transformó en un enemigo formidable capacitándoles para concentrar ejércitos más grandes y ejercitar una mejor coordinación estratégica


. La causa de la confederación, sin embargo, no está clara. Se ha sugerido que la reunificación de China empujó a los nómadas a reunirse alrededor de un centro político con el objetivo de reforzar su posición. Otra teoría es que la reorganización fue su respuesta a la crisis política que se abalanzó sobre ellos en el 215 a. C., cuando los ejércitos Qin los desahuciaron de sus pastos en el río Amarillo.

Tras fraguar la unidad interna, Modu expandió el imperio en todas las direcciones. En el norte conquistó a varios pueblos nómadas, incluyendo a los Dingling del sur de Siberia. Aplastó el poder de los Dong-hu en Mongolia oriental y en Manchuria, así como a los Yuezhi en el corredor del Gansu. Fue capaz, además, de recuperar todas las tierras tomadas por el general Meng Tian de Qin. Antes de la muerte de Modu en el 174 a. C., los Xiongnu habían desplazado a los Yuezhi completamente del corredor del Gansu y afianzado su presencia en las regiones occidentales en la moderna Xinjiang.



El sistema de matrimonios concertados:

En el invierno del 200 a. C., siguiendo a un asalto en Taiyuan, el emperador Gao lideró personalmente una campaña militar contra Modu. En la batalla de Pingcheng, se cuenta que sufrió una emboscada por parte de 30.000 miembros de la élite de la caballería xiongnu, impidiendo que les llegaran suministros y refuerzos durante siete días, escapando de ser capturado en el último momento.

Después de la derrota en Pingcheng, el emperador abandonó el camino de una solución militar para la amenaza Xiongnu. En su lugar, en el 198 a. C., el cortesano Liu Jing (劉敬) fue enviado para negociar. En el acuerdo de paz alcanzado eventualmente entre las dos partes, se incluía una princesa Han dada en matrimonio al chanyu (llamado heqin () o "reinado armonioso"), periódicos regalos de seda, licor y arroz e igualdad de estatus entre los estados, y la gran muralla como una frontera mutua.

Este primer tratado fijó el patrón para las relaciones entre los Han y los xiongnu por unos sesenta años. Hasta el 135 a. C., el tratado fue renovado no menos que nueve veces, con un incremento de "regalos" en cada acuerdo sucesivo. En el 192 a. C., Modu inclusó pidió la mano de la enviudada emperatriz Lü. Su hijo y sucesor, el energético Jiyu (稽粥), conocido como el chanyu Laoshang (老上單于), continuó con las políticas expansionistas de su padre. Laoshang tuvo éxito al negociar con el emperador Wen los términos para mantener un sistema de mercado a larga escala auspiciado por el gobierno.

EL IMPERIO ESTEPARIO DE LOS XIONGNU
Mientras que mucho se ganó por los xiongnu, desde la perspectiva China los tratados matrimoniales eran costosos y poco eficientes. Laoshang mostró que no se tomaba el tratado de paz seriamente. En una ocasión sus exploradores penetraron hasta un punto cercano a Chang'an. En el 166 a. C. lideró personalmente a 140.000 jinetes para invadir Anfi.




Guerra con la China de los Han:

La China de los Han se encontraba realizando los preparativos para una confrontación militar contra el reino del emperador Wen. El emperador han Wudi había intentado llevar a cabo una operación diplomática en el año 138 a. C. enviando un emisario, Zhang Qian, hacia el territorio de los llamados yuezhi con el fin de organizar un frente común para frenar el poder y agresividad de los xiongnu, aunque no consiguieron su objetivo. El choque militar llegó en el 134 a. C., consistiendo en una emboscada al chanyu en Mayi, que fue abortada. En ese punto, el imperio se encontraba consolidado políticamente, militarmente y financieramente, y estaba liderado por una aventurera facción pro-guerra dentro de la corte. En ese mismo año el emperador Wu revirtió la decisión que había tomado el año anterior de renovar el tratado de paz.
 
La guerra a nivel global estalló en el otoño del 129 a. C., cuando 40.000 tropas de caballería chinas llevaron a cabo un ataque sorpresa contra los xiongnu en los mercados fronterizos. En el 127 a. C., el general Han Wei Qing (衛青) retomó la ciudad de Ordos. En el 121 a. C., los xiongnu sufrieron otro golpe cuando Huo Qubing (霍去病) lideró una fuerza de caballería ligera hacía el oeste de Longxi y en el periodo de seis días se abrió camino luchando a través de cinco reinos xiongnu. El rey xiongnu Hunye fue forzado a rendirse junto a 40.000 hombres. En el 119 a. C. Huo y Wei, cada uno liderando a 50.000 hombres de caballería y entre 30.000 y 50.000 soldados de a pie, y avanzando por diferentes rutas, forzaron al chanyu y a su corte a huir al norte del desierto del Gobi. 

Las considerables dificultades logísticas limitaron la duración y la continuación a largo plazo de estas campañas. Según el análisis de Yan You (嚴尤), las dificultades fueron dobles. Primero estaba el problema de proveer comida a través de largas distancias. En segundo lugar, el clima en las regiones septentrionales de los xiongnu era difícil de soportar para los soldados Han, que nunca podían llevar suficiente combustible. Según los informes oficiales, cada facción perdió entre 80.000 y 90.000 hombres. De los 140.000 caballos que las fuerzas Han habían traído al desierto, menos de 30.000 volvieron a China.

Como resultado de estas batallas, los chinos controlaron la región estratégica desde el corredor del Gansu hasta Lop Nor. Tuvieron éxito en separar a los xiongnu de los pueblos Qiang del sur, y también obtuvieron acceso directo a las regiones occidentales.




Lucha por el liderazgo entre los Xiongnu:

Según se expandía el imperio Xiongnu, se hizo claro que las estructuras originales de liderazgo carecían de flexibilidad y no podían conservar una cohesión efectiva. La sucesión tradicional hacia el hijo mayor daba cada vez peores resultados en afrontar emergencias en tiempo de guerra en el siglo I a. C. Para enfrentarse a los problemas de sucesión, el chanyu Huhanye (58 a. C.-31 a. C.) impuso posteriormente la norma de que su sucesor manifiesto debía ceder el trono a un hermano más joven. Este esquema de sucesión fraternal se convirtió de hecho en la norma.

El crecimiento del regionalismo se hizo claro durante este periodo, al rechazar los reyes locales asistir a los encuentros anuales en la corte del chanyu. A lo largo de este periodo, los chanyu fueron forzados a desarrollar bases de poder en sus propias regiones para conservar el trono.

En el periodo desde el 114 a. C. hasta el 60 a. C. los Xiongnu dieron lugar en su conjunto a siete chanyu. Dos de ellos, Chanshilu y Huyanti, tomaron el poder mientras aún eran niños. En el 60 a. C., Tuqitang, el "sabio rey de la derecha", se convirtió en el chanyu Wuyanjuti. Apenas llegó al trono, comenzó a expulsar del poder a aquellos cuya base estaba en el grupo de la izquierda. Enfrentada a este antagonismo, en el 58 a. C. la nobleza de la izquierda impulsó a Huhanye como su propió chanyu. En el año 57 a. C. se presenció una lucha por el poder entre los cinco grupos regionales, cada uno con su propio chanyu. En el 54 a. C. Huhanye abandonó su capital en el norte después de ser derrotado por su hermano, el chanyu Zhizhi.