Musica

martes, 10 de mayo de 2016

Indígenas..... Colombia......



Introducción:

Chimila (Ette ennaka)

Población total     910 (Censo 2005)


Idioma     ette taara



Etnias relacionadas     Pueblos chibchas


Asentamientos importantes



1.º     Issa Oristunna y Ette Buteriya Sabanas de San Ángel Flag of Colombia.svg Colombia
2.º     Naara Kajmanta, Santa Marta Flag of Colombia.svg Colombia
3.º     Itti Takke, El Copey Flag of Colombia.svg Colombia




Chimila o Ette ennaka ('gente propia') es un pueblo amerindio que vive en Colombia, congregado en un resguardo indígena integrado por las áreas de Issa Oristunna (Tierra de la Nueva Esperanza) y Ette Buteriya (Pensamiento Propio), del municipio de Sabanas de San Ángel, departamento del Magdalena; Naara Kajmanta (Nuestra Madre), en el corregimiento de Gaira, Santa Marta, Magdalena; e Itti Takke (Nueva Tierra), municipio de El Copey, departamento del César.



Historia:

El territorio Chimila estuvo comprendido hasta el siglo XVIII entre el piedemonte la Sierra Nevada de Santa Marta, la isla de Mompox y la Ciénaga de Zapatosa, la ribera derecha del río Magdalena, el río Ariguaní y el río Cesar, siendo sus vecinos al suroriente los Yukpa (caribes); al norte y noroccidente los Ijka, Kogui y Mocaná y al sur los Pacabuye.

Durante el siglo XVIII el territorio chimila fue sometido a la continuada invasión por los hacendados españoles, que finalmente obligaron a los indígenas a aceptar reducirse a poblados, a finales de ese siglo y al comenzar el siglo XIX. Aprovechando la guerra de la independencia, los Chimila dejaron los poblados y se internaron en las selvas, especialmente en la cuenca del río Ariguaní. A partir de 1920 patronos italianos se apoderaron de territorio chimila y de trabajadores indígenas, para explotar el bálsamo de Tolú, pero todavía en 1944 era posible encontrar a chimilas disfrutando de su vida tradicional en zonas selváticas que les servían de refugio.

Entre 1946 y 1960 los refugios Chimila fueron atacados por los hacendados que quemaban los asentamientos e instalaban a sus habitantes como mano de obra de las haciendas, bajo el sistema feudal del terraje. Hacia 1989 los Chimila estaban atomizados trabajando en fincas en la llanura del Ariguaní entre Monte Rubio y El Díficil.

 Su lucha logró que el Instituto Colombiano para la Reforma Agraria extinguiera el dominio del hacendado en un sector de la finca La Sirena para constituir el 19 de noviembre de 1990, el resguardo donde hoy viven, al que se le agregó un terreno comprado por la misma entidad en la finca Alemania, el 2 de abril de 1992,  que los Chimila llaman Ette Butterita. A partir de 2005 el Instituto Colombiano de Desarrollo Rural ha adquirido paulatinamente otras fincas para ampliar el resguardo chimila y solucionar el problema de la escasez de tierra.
 
Hoy los Chimila viven fundamentalmente de la agricultura y el trabajo asalariado en las haciendas ganaderas. Los sueños parecen ser muy importantes para su cultura Los Chimilas, habitan zonas que actualmente conforman El Copey, Bosconia, Chiriguaná, los corregimientos de Mariangola, Aguas Blancas, Caracolí, Los Venados, en el municipio de Valledupar.