Musica

miércoles, 24 de febrero de 2016

Imperios....... España........



Introducción:

Casa de Bonaparte



Ubicación           Francia, España, Países Bajos, Reino de Italia y Reino de Nápoles (ambos en la actual Italia)

Títulos

    Emperador de los franceses
    Rey de Italia
    Rey de Holanda
    Rey de Nápoles
    Rey de España y de las Indias
    Rey de Westfalia
    Gran Duque de Toscana

Fundador            Napoleón I
Último gobernante        Napoleón III
Fundación          1804
Destitución        Tercera República Francesa (1870)




De origen italiano, la Casa de Bonaparte, Dinastía Bonaparte o Familia Imperial Francesa (originalmente Buonaparte) son todos los descendientes de Carlo Buonaparte y María Leticia Ramolino, padres del emperador francés Napoleón Bonaparte, quien fue elegido primer cónsul de Francia el 10 de noviembre de 1799 con la ayuda de su hermano, Luciano Bonaparte, presidente del Consejo de los Quinientos en Saint-Cloud. Napoleón I fue coronado emperador de los franceses de 1804 a 1815; la familia Bonaparte también tuvo reyes en España, Holanda, Nápoles, Westfalia y un segundo emperador de los franceses, Napoleón III. Las personas que apoyaban el reinado de los Bonaparte eran llamados Bonapartistas.
Napoleón I

La familia, formalmente conocida como Buonaparte (equivalente a «buen partido»), era parte de la nobleza inferior italiana proveniente de Toscana, de origen lombardo situada en Lunigiana. De ahí la familia se trasladó a Florencia y allí se dividió en dos: La original, Buonaparte-Sarzana, quedó asentada en Florencia y la rama de Francesco Buonaparte, que se trasladó a Córcega en el siglo XVI cuando la isla era posesión genovesa. El escudo de armas original de los Buonaparte es en campo de gules, una doble barra de oro acompañada en lo alto y en lo bajo de una estrella de cinco puntas del mismo metal. Dicho escudo se presentaba adornado de casco y lambrequín de gules y oro. En 1804, Napoleón cambió el escudo de armas de los Buonaparte por el escudo de armas imperial Bonaparte. El cambio se aplicó a todos los Bonaparte, a excepción de Luciano Bonaparte.

Siguiendo su conquista en Europa occidental, Napoleón Bonaparte coronó a su hermano José Bonaparte (1768–1844) primeramente rey de Nápoles (1806–1808) y después rey de España (1808–1813); también nombró a su tercer hermano Luis (1784–1860) rey de Westfalia (1807–1813), una pequeña región del norte de Alemania.

   
Escudo de armas original de los Buonaparte.
El hijo de Napoleón, Napoleón Francisco José Carlos Bonaparte (1811–1832), fue hecho rey de Roma (1811–1814), y proclamado emperador como Napoleón II el 22 de junio de 1815, tras la abdicación de su padre (como consecuencia de la derrota en la batalla de Waterloo), dejando de serlo el día 7 de julio del mismo año, con la entrada de los aliados y partidarios de Luis XVIII en París. Carlos Luis Napoleón Bonaparte (1808–1873), hijo de Luis Bonaparte, fue presidente de Francia de 1848 a 1852 y emperador de 1852 a 1870 con el nombre de Napoleón III; su hijo, Eugène Bonaparte (1856–1879) también llamado el príncipe imperial, murió combatiendo a los zulúes en Natal, Sudáfrica. Con su muerte, la casa de Bonaparte perdió la mayor parte de su influencia política.

A pesar de su origen hidalgo, es considerada hoy en día, como una de las Dinastías más influyentes y poderosas de la historia moderna, llegando a gobernar las 3/4 partes de Europa centro-occidental.




Coronaciones hechas por la familia:
Emperadores Franceses:
Napoleón I:

Primer escudo de armas imperial de los Bonaparte.
Napoleón I (15 de agosto de 1769 – 5 de mayo de 1821). Fue emperador, militar y hombre de estado perteneciente a la Casa de Bonaparte. General durante parte del periodo de la Revolución francesa, victorioso en Italia, fue artífice del golpe de estado de 18 de Brumario que le convirtió en gobernante de Francia como Primer Cónsul de la República desde noviembre de 1799 a mayo de 1804, para convertirse después en emperador de Francia y rey de Italia desde mayo de 1804 hasta abril de 1814 y nuevamente por un breve lapso de marzo a junio de 1815.

Napoleón II
Napoleón es considerado un genio militar, habiendo comandado campañas militares muy exitosas, si bien también encajó estrepitosas derrotas. Sus guerras de conquista se convirtieron hasta entonces en las mayores guerras conocidas en Europa, involucrando a un número de soldados jamás visto en los ejércitos hasta entonces.

Durante el periodo de poco más de una década, adquirió el control de casi todo el occidente y parte central de Europa por conquistas o alianzas y sólo fue tras su derrota en la Batalla de las Naciones cerca de Leipzig en octubre de 1813 que se vio obligado a abdicar unos meses más tarde. Regresó a Francia en lo que es conocido como los Cien Días y fue decisivamente derrotado en la Batalla de Waterloo en Bélgica, el 18 de junio de 1815, siendo exilado a la isla de Santa Elena donde falleció.

Aparte de por sus proezas militares, a Napoleón también se le conoce por el establecimiento del Código Napoleónico y es considerado por algunos un monarca iluminado por su extraordinaria capacidad de trabajo; estaba en varios lugares casi al mismo tiempo. Su memoria prodigiosa y su inigualable lucidez, le permitían conocer y recordar el más mínimo detalle. Nada dejaba librado al azar y no consentía que alguien improvisara. Otros, sin embargo, lo consideran un dictador tiránico cuyas guerras causaron la muerte de millones de personas. Indudablemente, es el personaje que marcó el inicio del siglo XIX y la posterior evolución de la Europa que hoy conocemos.




Napoleón II:

Napoleón II, Emperador de los franceses (20 de marzo de 1811 – 22 de julio de 1832), de nombre completo Napoleón Francisco José Carlos Bonaparte. Era hijo de Napoleón Bonaparte y de María Luisa. Desde su nacimiento su padre Napoleón lo nombró rey de Roma, aunque nunca desempeñó este cargo.

Napoleón III.
Tras los Cien Días, en la abdicación en el Palacio del Elíseo, Napoleón nombra a su hijo Napoleón II emperador de los franceses, pero Napoleón II estaba en Viena, por lo que se disuelve el imperio y se pasa a la monarquía al mando de Luis XVIII.


Napoleón III: 



Carlos Luis Napoleón Bonaparte (20 de abril de 1808 – 9 de enero de 1873). Fue el primer presidente de la Segunda República Francesa en 1848 y luego emperador, bajo el nombre de Napoleón III siendo el último monarca que reinó en este país.

Hijo de Luis, hermano de Napoleón I y rey de Holanda y de Hortensia de Beauharnais, hija de la emperatriz Josefina, se hace heredero de los derechos dinásticos después de las muertes sucesivas de su hermano mayor y de Napoleón II.

Su filosofía política es una mezcla de romanticismo, liberalismo autoritario, y socialismo utópico, aunque en los últimos años fue un insigne defensor del tradicionalismo y de la civilización católica, queriendo llevar a cabo una reparación frente al anticlericalismo y el ateísmo de la Revolución.





Rey de Nápoles y de España:
José I:

José Bonaparte, también conocido como Pepe Botella nació en Corte (Córcega), el 7 de enero de 1768 y murió en Florencia el 28 de julio de 1844.

José Bonaparte como Rey de España.
Hermano mayor del Emperador Napoleón Bonaparte de Francia, casó con Marie Julie Clary, hija de un comerciante de Marsella, en 1794 y tuvo con ella tres hijas, de las cuales sólo sobrevivieron dos, Zenaïde Laetitia Julie Bonaparte y Charlote Napoléone Bonaparte.

Estudió leyes en Pisa (Italia). En 1796 tomó parte en la campaña de Napoleón en Italia. Al año siguiente, durante la Primera República Francesa, actuó como diplomático, primero en la corte de Parma y después en Roma. Fue miembro del Consejo de los Quinientos, el órgano legislativo inferior en la época del Directorio, en 1798. Durante las Guerras Napoleónicas actuó como enviado de su hermano y firmó tratados con Estados Unidos, Austria, Gran Bretaña y el Vaticano. Desde 1806 hasta 1808, José Bonaparte gobernó el reino de Nápoles por nombramiento de su hermano.

El 6 de julio de 1808, su hermano lo nombró rey de España. Su llegada a Madrid ocurrió en plena Guerra de la Independencia, tras la sublevación popular del 2 de mayo de 1808 contra las tropas napoleónicas.

Promulgó la Constitución de Bayona en un intento de ganarse el apoyo de los ilustrados españoles (los llamados afrancesados), sin lograr hacer triunfar el programa reformista de su gobierno. El hecho de que fuese impuesto por el invasor así como sus medidas liberales e ilustradas se toparon con la hostilidad popular y le enajenaron el apoyo del pueblo español, incluso de muchos de los propios ilustrados.

José tuvo que huir de Madrid ante la derrota de las tropas francesas en la

Primeros movimientos de la batalla de Bailén.
Batalla de Bailén
aunque la intervención del propio Emperador Bonaparte, junto con el grueso de su ejército, consiguió que pudiese establecer su gobierno en la capital.

Tras la derrota en la Batalla de los Arapiles, el 22 de julio de 1812, abandonó Madrid para ir hacia Francia; y a su paso por Vitoria, fue alcanzado por las tropas del Duque de Wellington que derrotaron a su ejército. Salió de España definitivamente el 13 de junio de 1813 sin su valioso «equipaje», que consistía en las joyas de la corona española y obras de arte, para refugiarse en Francia, donde permaneció hasta la caída de Napoleón Bonaparte.