Musica

lunes, 13 de julio de 2015

Micro Relatos..... Hombres Tigres....



Introducción:

Hoy vamos a trasladarnos de Venezuel a Guatemala para escribir sobre las etnias Mayas, algo he escrtito de estas pero hoy me apetecia saber la historia y vida de un pueblo de Chalchitán, ahora anexado como barrio del municipio de Aguacatán, Huehuetenango en Guatemala ellos son los Chalchiteco.



Etimología y autodenominación:

Los chalchitecos son denominados así debido a la antigua Chalchitán, aunque la tradición oral de los actuales ancianos dice que antes se autodenominaban B'ali'm Wunak, es decir "hombres tigres".



Datos históricos:
Época prehispánica:

Según unos cuantos escritos, la historia de Chalchitán se inicia unos 800 años antes de la llegada de los españoles, complementando esta información, estudios de los vestigios arqueológicos corroboran que fue la ciudad antigua de esta región. Su desarrollo se suscitó en la etapa preclásica (1,500 a. C. a 300 d.C.) con una prolongada interrupción a finales de la misma fase, hasta el postclásico temprano (1000 a 1200 d.C.) (Lovell, 1990:40).

George Lowel en su libro Conquista y cambio cultural en la sierra de Los Cuchumatanes 1500-1821 confirma su existencia arqueológica y hace mención de Chalchitán como una población forjada en un valle sin defensa ni fortificación durante el clásico (300 a 1000 d.C.).

Cuando los españoles arribaron al lugar, Chalchitán, en el ahora Huehuetenango, ya era un lugar que existía desde tiempo atrás. Su nombre autóctono fue Cuacul, por el grupo que salió de Tullan, en México.

En el periodo clásico maya (300-930 d.C.), Chalchitán fue identificado como "Casa Jaguar". Después de la conquista se nombró Cuacutec, que es un toponimio náhuatl.

Adrián Recinos, historiador guatemalteco afirma que el origen náhuatl de las tribus de Chalchitán está claramente demostrado por monumentos, costumbres y se confirma por la semejanza de las lenguas.

    "El mismo nombre Chalchitán procede de la raíz náhuatl chalchi (verde), que forma la base del nombre primitivo de la costa de Veracruz, Chalchiuchuecán, (tierra de conchas verdes)". 
 
Sitios arqueológicos:

Diversas evidencias arqueológicas manifiestan sus diferentes establecimientos humanos, pues en los alrededores de la cabecera municipal de Aguacatán son observables gran número de montículos cubiertos por vegetación, que rememoran el centro original de ese asentamiento.

12 montículos que formaron parte de la ciudad de Xolchum se encuentran cubiertos por árboles de copal, caña de carrizo y montarrales. Ese lugar es donde se asentaron los hombres de Coacutec, provenientes de Tulán, México.

Señala Andrés Puentes, coordinador de la Comisión Técnica de la Comunidad Lingüística Chalchiteca:

    “Este es el más antiguo, y se considera que fue construido entre 300 a 900 dC”. 

Víctimas de una peste, los pobladores huyeron hacia el Triángulo Ixil y habitaron cerca de una ladera. A pesar del suceso, regresaron años después al mismo lugar y construyeron a muy pocos kilómetros de Xolchum, una nueva ciudad a la que los mames llamaron Chalchitán, que significa ladera, en referencia al lugar que habían habitado anteriormente.

De ese suceso quedan como recuerdos diez montículos cubiertos por árboles de pino, encino, palo negro y siembras de maíz y frijol.

Comenta Puentes, con base en estudios de Lowell y Karmak:

“Esta ciudad, que hoy se conoce como Pueblo Viejo, fue habitada antes de la Conquista”.

Pueblo Viejo es también conocido como Tnum, esa localidad se ubica en el poblado que hoy se conoce como Chichoché y data del 1200 al 1524 fecha de la invasión. Estas fuentes coinciden con la tradición oral de los ancianos de pueblos aledaños. También existen versiones, las cuales afirman que durante el tiempo de la conquista, Pueblo Viejo ya tenía muchos años de estar arruinado, lo más certero es que esta urbe terminara de ser destruida por losconquistadores luego de la toma de Zaculeu en 1525,2 pese a que no existen huellas de la sumisión de los chalchitecos.




Conquista:

Durante el siglo XVI, no representó un peligro ni una nación poderosa que pudiera atemorizar a los españoles.

A pesar de no poseer una fuerte organización política y militar amenazante para los españoles, es de mencionar su incansable carácter rebelde, es por aquello que no se dejaban dominar, ni siquiera por las intendencias municipales. Concluye el líder chalchiteco:

    “Posiblemente por eso lo suprimieron el 27 de febrero de 1891, junto a otros pueblos, y pasó a convertirse en un barrio de Aguacatán”.

Independencia:

En los primeros veinte años posteriores a la independencia, Chalchitán y Aguacatán fueron dos pueblos distintos. A pesar de eso, el 2 de febrero de 1881, bajo el gobierno de Manuel Lisandro Barillas, Chalchitán es suprimido y se anexa como barrio de Aguacatá.



Historia contemporánea:

Los indígenas chalchitecos jamás estuvieron de acuerdo con la decisión de que su localidad se anexara, aunque no fue sino hasta principios de los años 1990 cuando empezaron a demandar su reconocimiento.

En esa forma, le propusieron al gobierno de Ramiro de León Carpio, así como a la entonces guerrilla, no olvidarse de ellos en los acuerdos que firmasen. Pero después, se desatendió dicha petición.

En 1998, al discutirse las reformas a la Constitución, los chalchitecos hicieron un nuevo y prometedor intento.

Dentro de las reformas a la Carta Magna, en especial del artículo 143, se logró incluir al chalchiteco como otro de los idiomas que se hablan en el país. La ventaja del No en la consulta popular impidió su reconocimiento.

La tentativa más reciente fue llevada a cabo en abril de 2002 frente a los siete diputados huehuetecos. A través de un proyecto de decreto legislativo del 28 de mayo del mismo año, los diputados de Huehuetenango consideraron que el chalchiteco debía ser reconocido constitucionalmente.

En 2003, miembros pertenecientes a este grupo lingüístico, manifestaron su indignación ante las medidas tomadas por la Academia de Lenguas Mayas de Guatemala, la cual no traduciría documentos a ese idioma; lo anterior fue una de varias medidas en favor de todos los pueblos hablantes de lenguas autóctonas en Guatemala. El dilema se originó cuando los indígenas a través de Pablo Méndez, presidente de la comunidad lingüística chalchiteca comentó que no fueron reconocidos en el decreto 65-90, el cual establece la creación de la Ley de la Academia de Lenguas Mayas de Guatemala, donde el chalchiteco no es reconocido. Añadían que Sergio Morales, Procurador de los Derechos Humanos, mandó una carta a Efraín Ríos Montt, presidente del Congreso para que interceda por dicha comunidad.


En febrero de 2004, los líderes chalchitecos señalaron a la Academia de Lenguas Mayas de Guatemala (ALMG) de intentar relegarlos de la institución y dar lugar a otros representantes, según ellos, ilegítimos. Ramón Vicente, líder de los indígenas manifestó que había intento de manipulación política en su contra. En respuesta, Mario Perfecto Tema, director de la academia, aseguró que no existía tal problema debido que no había tratado el asunto de quiénes serían los representantes de ese grupo.

En noviembre de 2004, se presentaron nuevos roces entre ambos grupos: los chalchitecos manifestaron sentirse discriminados por la Academia de Lenguas Mayas de Guatemala al ser excluidos en la convocatoria para integrar la Junta Directiva. El artículo 2 de la convocatoria señala que quedaban fuera por no presentar documentación. Ellos interpusieron un amparo en la Sala Primera de Apelaciones del ramo civil para que la elección sea suspendida.

 “Esperamos que la resolución sea favorable, pues tenemos tanto derecho como cualquiera a ser parte de la Junta”. - Ramón Vicente, representante de los chalchitecos.