Musica

miércoles, 11 de junio de 2014

El Pastoreo Nomada, La Cria De Caballos Pueblo Escita ......





                                                                              Introducción pueblos Escitas:




Esto es posible en la antigüedad tardía, un pueblo sometido por los Sármatas, a un pueblo culturalmente afín que termino sustituyéndolos como amos de las estepas. Así podríamos empezar hoy este post recordando la historia de los pueblos escitas.

Poco se conoce y lo poco que se conoce proviene de las fuentes extranjeras y en concreto de las griegas y latinas, y las principales son la historia del libro de Heródoto (400 ac), la geografía de extrabon y el poema de Ovidio epístola desde ponto.

EL post de hoy  lo haré según unos pergaminos que dieron pie al libro, el mejor vendedor del mundo, lo cual algunas introducciones las versare sobre este milagro de los pueblos escitas.









Soy el milagro más grande de la naturaleza aunque figuro en el reino animal lo animal solamente no me satisface dentro de mi arde una llama que ha pasado atraves de incontables generaciones, por eso se sabe que los escitas tuvieron sus antecedentes  desde el año 2000 a.c  pero su primera aparición en la historia fue una alianza con los Asirios en el siglo VII a.c siglos más tarde colaboraron con los Medos tribu Irania emparentada con los persas para desmembrar el Imperio Asirio.



Hay algunas menciones en fuentes Escritas como son las Chinas, y se les denominan Sai, en los reinos medios de la india se les conocía con el nombre de Saces (sakes), o Sacii.




También en latín se usa el nombre sármatae (sármatas) y en griego scythae, aunque el nombre que se daban así mismo habría sido alan- o aryanah, este nombre ha pervivido en el moderno nombre osetio iron (por otra parte se considera que el gentilicio del actual pueblo "osetio" es una variante de escita.2 En otras fuentes de la historia se dan diferentes nombres a los escitas:


En idioma acadio, los escitas eran los gugu (jefes) de las tierras de Mat Gugu.
 En idioma sumerio, la palabra gug significa ‘oscuridad’ o ‘tinieblas’.
 En hebreo esta palabra gug (o gog) significa ‘alto’ o ‘techo’ y figuradamente ‘soberbio’.


En conclusión estos significados unidos se parafrasean como: los escitas (Gog) que vienen de las tierras tenebrosas. En el Antiguo Testamento (de la Biblia) los describen varios profetas:


 Libro de Ezequiel (en la figura literaria de Gog y Magog), capítulo 38,
 Libro de Jeremías 4 y 5,
 Libro de Sofonías 1 y 2,5 Los cereteos y carios (caria) posibles aliados de Gog.
 Segundo libro de Macabeos 4, 47

En el Nuevo Testamento, san Pablo los nombra en la Epístola a los Colosenses (3, 11).

Su historia:



Atheas decía todos los días cuando veía un nuevo despertar y cuando empezaba una nueva batalla, que lo llevaron a unificar a muchas de las tribus escitas (400a.c),  saludare este día con amor en mi corazón porque este es el secreto más grande del éxito en todas las empresas, y así fue como extendió su poder desde el rio Don hasta Tracia, siendo una comunidad agraria que se asentaban al norte del mar de Azov llegando inclusive a las zonas altas.

Atheas en su expansión hacia los Balcanes lo llevo a entrar en conflicto con los macedonios tras fracasar varios intentos de alianza entre ambos, murió a la edad de 90años durante una batalla contra Filipo de macedonia en las llanuras de la actual Dobruja, el reino continuó a pesar de las presiones de los Tracios, Celtas, Sármatas, Getas, y Masagetas. Los principales rivales de los escitas fueron los pueblos surgidos del mismo tronco principalmente los Tocarios, los Wusun, y los Sármatas quienes les derrotaron entre el siglo I a.c y los inicios de la era común.





Sus costumbres:


Los contemporáneos consideraban a los Escitas muy salvajes bebían la sangre de su primera víctimas en una batalla y vestían con cueros cabelludos humanos y usaban cráneos humanos (en ocasiones de sus propios amigos y familiares que habían matado en alguna querella o duelo), como vasijas. Algunas tribus no enterraban a sus muertos y esperaban que los buitres los comieran y si ocurría era un augurio de bienestar para la tribu, el águila era una encarnación  del dios del viento para algunos de ellos, copiaron la creencia de los Sumarios, antes de una guerra enviaban pensamientos malos como saetas a los enemigos para matarlos y si estos no morían ose enfermaban procedían a la guerra.

Las tribus llamadas Escitas reales que se asentaron en Ucrania sembraron trigo para vendérselo a los griegos, los escitas tenían la creencia de que el oro les había sido proporcionado por los Arimaspos seres de un solo ojo los cuales habían robado tesoros de los nidos de los grifos.

Varios historiadores comentaron la imposibilidad de Darío I ( el rey persa de la dinastía de los quemenidas), de conquistar la región ocupada por los Escitas a Pesar de haber triunfado ya sobre Anatolia, y haber conquistado otros territorios importantes. Su antecesor en el trono Ciro el grande pereció a manos de una tribu escita, los Masagetas, durante una de sus campañas militares.

 Persistire hasta alcanzar  el exito en este mundo, no naci en derrota ni el fracaso corre por mis venas,estos eran algunos de los pensamientos de algún  Escita, no soy una oveja que espera ser aguijoneada por los arqueros escitas poque eran grandes  jinetes y unos terribles arqueros a caballo. El arco escita era más bien pequeño pra poder ser utilizado comodamente a caballo estaba compuesto de medera, hueso, y tendones de animales, recurvo rera era un arma formidable.




El militarismo:

Persistire hasta alcanzar  el exito en este mundo, no naci en derrota ni el fracaso corre por mis venas,estos eran algunos de los pensamientos de algún  Escita, no soy una oveja que espera ser aguijoneada por los arqueros escitas poque eran grandes  jinetes y unos terribles arqueros a caballo. El arco escita era más bien pequeño pra poder ser utilizado comodamente a caballo estaba compuesto de medera, hueso, y tendones de animales, recurvo rea un arma formidable.




Los jinetes, además, portaban un característico carcaj llamado “gorytos”, que contenía tanto las flechas como el pequeño pero potente arco. Además, los nobles escitas formaban una élite de caballería, con mejores armaduras y ciertas piezas precursoras de futuras bardas de caballería. Se equipaban con lanzas, jabalinas, hachas “sagaris” (que fue adoptada por muchos persas y luego por los macedonios) y escudos, y con el tiempo fueron desarrollando tácticas de choque, aunque nunca abandonaron los arcos como arma. La armadura típica escita consistía en un coselete de cuero con piezas de hierro para los arqueros a caballo. Además, los escitas desarrollaron las primeras cotas de escamas de hierro o bronce cosidas solapadamente sobre los coseletes de cuero. Como yelmos, tenían tanto yelmos de láminas de bronce como sus tradicionales gorros de fieltro picudos (gorros frigios, similares a los de los tracios, por ejemplo), reforzados con escamas metálicas.

Su modo de vida:





Escitia era un área de Eurasia habitada en la antigüedad por un pueblo iranio conocido como los escitas. Su situación y extensión varió a lo largo del tiempo, desde la región del Altai, donde se unen Mongolia, China, Rusia, y Kazajistán hasta la del bajo Danubio y Bulgaria.

Su territorio llegó a extenderse por unos 6000 km, desde Hungría hasta Manchuria, gracias a un hecho clave en su cultura: la domesticación del caballo. Los historiadores grecolatinos de la antigüedad situaban a la Escitia (Escithia) en la costa norte del Mar Negro, las llanuras al norte del Cáucaso y en la zona al norte del Mar Caspio; aunque el territorio ocupado por los escitas, con fronteras (en especial las septentrionales) poco definidas, fluctuaba constantemente, es así que las antiguas crónicas chinas ubican poblaciones escitas en zonas que actualmente corresponden al Xinjiang.


En la zona noroeste de la nación escita( en el curso medio del rio Volga Samara), vivíam los budinos y los gelones.  Se agrupaban en forma de bandas de merodeadores hostiles. Sus rostros estaban curtidos por el clima y usaban largas cabelleras desaliñadas, y los adultos, barba. Solían beber de cráneos humanos (de sus enemigos), de los cuales conservaban sus cueros cabelludos como trofeos. Para soportar mejor el hambre durante sus largas marchas por las estepas y desiertos solían ceñirse fuertemente los cinturones.