Musica

lunes, 18 de noviembre de 2013

El Sannyasins Del Ave: Su Apertura.....



Carácter sin carácter, así podría definir a mi nueva musa de aquel día 18/9/2013 que se prestó a la sesión fotográfica, no estaba cerrada a la cámara, estaba viviendo una rebelión porque no dependía del pasado. Dejo todos sus hábitos, y se proclamó un Sannyasins (Yogui, asceta, eremita) ,en su hábitat natural el mar.


 




No permitió ninguna imposición del exterior, solo ella, y yo a solas. Vivió en el momento de mis (fotos) un carácter predecible (el sannayins lo tiene), silencio, quietud, paz), y se aceptó en todo su ser interno, fue el  máximo esplendor de un ave. Fue feliz porque un ave vive feliz en un mundo feliz. El sannyasins se interesa por sí misma, y los demás (no es egoísta), por eso es feliz.







Siguió los dictados de su corazón, porque ella no vive estructuradamente, toda ella es pura intención, compromiso serio en la búsqueda inquebrantable de ser dos en uno ella y yo. No buscamos la parte material de la escena buscamos la plasticidad espiritual de compromiso mutuo, y un objetivito diferente de servir a los demás (vosotros), bajo el mismo lema, quien sirve a los hombres sirve al deber de lo bien hecho.






Siempre que me acerco a esta playa (son muchos los días yo vivo a 14 kns de ella) se me asemeja a la isla de Ganguees (allí se concentran entre cinco o seis millones de yoguis en el festival que se celebra todos los años que llegan de toda la India), porque es este templo de purificación para mi encuentro el sosiego matinal junto a las aves que me rodean para luego volver a mi día a día.





El néctar de esta playa es como una flor para mi, es como una señal para mi móvil cada vez que se me abre este horizonte de mar es un jardín lleno de flores que yo procuro (fotografiar para vosotros), procurando   coger lo mejor de su néctar hasta que se vuelva a abrir la siguiente flor (tengo cerca de 90/100 fotos de este lugar)





El camino que recorrí hasta darme cuenta de las posibilidades fotográficas fue largo pasaba al lado, y nunca me fije (yo vivo en laviana y tengo mucho recorrido de sol), aquí quise hacer un autoexamen pues no todo  el mundo en busca del sol tiene éxito con el momento, hacen falta muchas horas cosa que yo este verano le dedique.




 




Y espero que el jardín, y el nectar que os iré mostrando os guste, no conozco otra vía que la del buscador incansable para que el logro sea posible.















La búsqueda se hace necesaria,

Hasta el próximo néctar de sol.