Musica

sábado, 24 de agosto de 2013

Alejandro Magno A Menudo.....



Alegandro Magno a menudo estaba atormentado, pues  la insatisfación desbocada es realmente atormentadora y el ladrón de la paz interior. Uno de sus amigos le habló de un curioso personaje: Diógenes, un sabio siempre  apacible que vivía en un barril. Alejandro era inteligente, sin duda y consciente de que era necesaria es paz interior que a él le faltaba, se decidió a visitar al sabio del tonel. Cuando llegó el hombre más poderoso de su época ante el desnudo y apacible Diógenes , le preguntó:





--- ¿qué quieres  que te dé?. Puedo darte cualquier cosa, pues soy un hombre muy poderoso


Prácticamente sin mirarlo, diógenes dijo:
--- Por favor, apartarte y no me ocultes el rayo de sol.
      Alejandro captó cuánta serenidad había en ese hombre y entonces le pidió que le diera receta.

--- Consiste en estar tranquilo, meditar, desarrollar la bendita indiferencia.Quédate conmigo y aprenderás.

--- Ahora no puedo---alegó Alegandro ---,  porque debo partir para conquistar la India; pero te aseguro que después regresaré a aprender cómo lograr la ansiada paz interior.

Posdata: nunca regreso y murio sin conocer la paz interior